Podando el arbusto

Esta fotografía se encuentra impresa en la contra solapa inicial del libro “Historia natural y política”, el cual contiene tres textos ilustrados en los cuales se reúnen diferentes miradas, tanto clásicas como modernas de artistas, científicos y aficionados, en torno a las plantas, la naturaleza y su relación con la sociedad durante los 200 años transcurridos desde la muerte de José Celestino Mutis, en honor a su trabajo en la Expedición Botánica.

En la contra solapa final encontramos un texto de Wilson Díaz titulado “El jardinero (Manual de siembra de semillas de coca y poda de seto de coca)”, el cual no hace alusión alguna a las propiedades psicoactivas de la planta, tratándola como un simple arbusto decorativo.

Dendrobates

Del texto al lado de la fotografía: “Colombia registra en anfibios -ranas, sapos, salamandras y cecilias- el primer lugar en importancia mundial, con 669 especies. Por su color, vistosidad y toxicidad las ranas de bosques y selvas del país son de interés para científicos, docentes, coleccionistas y comercializadores. En el mercado internacional un individuo, alcanza un alto valor comercial. Ranas del genero Dendrobates.”

Dendrobates es la clasificación taxonómica para las ranas flecha venenosas. La imagen fue encontrada en el libro “Biocomercio sostenible”, el cual realiza un recuento, por medio de exquisitas fotografías, de toda la oferta de productos, turismo y ejemplares naturales que posee Colombia y que pueden ser comercializados de manera sostenible, es decir, sin perjudicar el medio ambiente.

Cima del Picacho

Tomado de la descripción al lado de la fotografía: “Desde la cima rocosa de El Picacho, aquellos que deciden visitarlo tienen el privilegio de descubrir desde lo alto, el valle donde se encuentra emplazada la ciudad de Medellín.”

En el libro “Cerros tutelares de Medellín”, se puede consultar no solamente las características físicas y geográficas de los seis cerros (Nutibara, El Volador, El Picacho, Santo Domingo, Pan de Azúcar, El Salvador y La Asomadera), sino también la vida diaria y las prácticas culturales de los habitantes y visitantes de los cerros. Lo anterior en un recuento fotográfico a todo color (más que nada verde).